Test Kong Indy Evo

kong indy
El INDY EVO es un dispositivo de descenso con bloqueo automático, sistema antipánico y de sencillo manejo y desbloqueo. Conforme a la norma EN 12841 C, puede ser utilizado tanto con cuerdas semisetstáticas EN 1891 como dinámicas EN 892. 
Fabricado en acero inoxidable, de peso y dimensiones reducidas, y sin apenas mantenimiento, han hecho de este aparato un instrumento de trabajo muy apreciado.

Recientemente hemos podido probarlo. Estas son nuestras conclusiones:

NOTA IMPORTANTE: Desde Granvertical queremos aclarar que nuestros tests no tienen (ni pretenden tener) base científica alguna en relación con las especificaciones técnicas de los productos. Sólo expresan una opinión personal sobre la experiencia de uso desde el punto de vista del usuario final.

Ficha técnica

Marca: Kong
Modelo: INDY EVO
Certificaciones:
-CE EN 341 (2,A) con cuerdas semiestáticas EN 1891 de 11mm
-CE EN 12841 C: con cuerdas dinámicas EN 892 y semiestáticas EN 1891
ø10-12 mm (una persona)
ø11-12 mm (dos personas)
-NFPA-L con cuerdas semiestáticas EN 1891 ø10-13 mm
Peso: 450 g
Material del cuerpo: acero inoxidable
Material de las levas: acero inoxidable
Antipánico:

 

Dentro de la oferta de los descensores específicos para trabajos verticales –certificados según la norma UNE-EN 12841 C- el INDY EVO es quizás uno de los más veteranos. Y es que su parecido con el intemporal Stop de Petzl nos recuerda que estamos ante un diseño “probado” que sigue dando buenos resultados.

Las primeras impresiones al tenerlo en la mano es que estamos ante un dispositivo compacto. Si la tendencia de los últimos años en cuanto a diseño de descensores se refiere ha sido la de aumentar el tamaño hasta obtener aparatos bastante voluminosos tipo Petzl ID o ISC D4, el INDY EVO mantiene un tamaño reducido y más ligero que sus competidores, algo que apreciarán los amigos del “estilo ligero”.

 

Como su nombre indica, el INDY EVO es una evolución de su predecesor, el INDY, un modelo muy similar al famoso STOP de Petzl. Al contrario que el modelo francés, las levas de este dispositivo son de acero y no de aluminio, lo que alarga considerablemente su durabilidad (¡los que hayáis usado el Stop como descensor sabréis de lo que estoy hablando!).

Respecto a la colocación de la cuerda, el mecanismo es exactamente igual que un STOP: un gatillo (metálico en el INDY EVO, de plástico en el STOP) permite abrir los platos e introducir la cuerda en dos movimientos.

Antipánico

Otra característica que lo diferencia del modelo de la casa francesa es que viene equipado con un sistema antipánico: si pulsamos la palanca a tope, un sistema de levas acaba pinzando la cuerda evitando así una caída descontrolada. En las pruebas, si bien el sistema evitó que perdiéramos el control (caída a toda velocidad), nos costó bastante conseguir detener el deslizamiento de la cuerda por completo: para ello fue necesario pulsar a tope la palanca (A TOPE), ya que si la presión ejercida sobre la palanca no era máxima, al antipánico le costaba entrar en acción. Aún así, el dispositivo ofrece un alto nivel de seguridad al usuario.

 

Descensor Kong INDY
Descensores Kong Indy Evo y Petzl Stop

Ascenso-descenso

El INDY EVO permite bajar de manera suave con una simple presión sobre la palanca.  Los que estéis  más acostumbrados a dispositivos de descenso en los que se “tira” de la palanca más que se “pulsa” (como el ISC D4, el Petzl ID, el CT Sparrow, etc)  quizás necesitéis un tiempo de adaptación para cogerle el puntillo a la palanca, pero una vez acostumbrados a su tacto –más bien duro- funciona perfectamente.

Sorprendentemente, el fabricante indica en su ficha técnica que es necesario hacerle una llave de bloqueo a la cuerda si queremos soltarlo por completo (a la manera de un STOP). Lo cierto es que el aparato no desliza en absoluto si no hacemos esta llave de bloqueo, aunque quizás al cabo de un tiempo, cuando las levas empiecen a sufrir algo de desgaste esto pueda convertirse en un imperativo.

Lo que no nos ha gustado es el ángulo que forma la palanca respecto al cuerpo una vez el dispositivo está cargado (aunque esto suele ser un defecto común en aparatos como el ID o, en menor medida, en el ISC D4). No es que sobresalga mucho (de hecho es más pequeña que la de los modelos citados más arriba), pero cuando optamos por ascender con él, ésta tiene tendencia a introducirse en el mosquetón que conecta el cabo de anclaje con el bloqueador de mano, entorpeciendo la maniobra. Dicho esto, es algo que se puede subsanar haciendo brazada más cortas. Respecto al ascenso en sí, destacar que es muy suave ya que el aparato consigue generar poca fricción.

Conclusiones

Estamos ante un dispositivo sencillo de usar, compacto y de probada eficacia que se defiende dignamente frente a los modelos más recientes de la competencia… ¡aunque los años no pasan en balde! Te gustará si buscas algo parecido al STOP con un precio y dimensiones reducidas.

Nos gusta

Tamaño y peso

Ascenso suave

Buen funcionamiento en manejo de cargas (hasta 200 Kg)

Nos nos gusta

Ángulo y ergonomía de la palanca

Antipánico seguro pero incómodo

Necesidad de hacer llave de bloqueo

retro
Soy cofundador y administrador de este blog, al que me dedico como hobby. Supervisor IRATA L3, supervisor, instructor y examinador ANETVA, instructor y examinador EPCRA.

También te puede interesar

Deja un comentario